By: Ignacio Sandoval Burón  | Date: 2007-05-29  | Category: Interviews  | Views: 5 116  | (1) Comment  
 www.8a.nu

    Ignacio Sandoval Burón - Editor Español

por Carl Johan Svensson


Ignacio fue el primer editor local que empezó con 8a.nu y gracias a él, la página española es la segunda más popular tras la sueca. Editores como Ignacio son esenciales para la difusión y mantenimiento de 8a.nu ya que su inglés es fluido como el de ningún otro. Ignacio ha probablemente invertido alrededor de 5 horas a la semana durante más o menos los últimos seis años sin ningún salario real aparte de material de escalada. Jens cree que Ignacio merece crédito por lo que ha hecho y 8a.nu empezará a pagarle en el futuro. El año pasado fue invitado a venir a Göteborg con su amigo Diego Gundín (quien cubrirá el Dima Rock Master este fin de semana junto a Pepe Campesino), pero el viaje no fue como esperaban debido a un repentino enredo amoroso... Aquí tenéis la entrevista a uno de los héroes reales de 8a.nu.

Ignacio en su verdadero trabajo
¿Por qué lo haces?
Hace unos 6 años, estaba surfeando por internet buscando con ansiedad noticias de escalada y cuándo estaba leyendo en la de Desnivel me di cuenta de que no conocía la fuente que mencionaban; era www.8a.nu. Inmediatamente le eché un vistazo y pude ver que buscaban colaboradores en otros países y en otros idiomas. Por aquella época yo volvía a casa tras vivir en Estados Unidos y en Inglaterra, por lo que me manejaba con el Inglés. Lo siguiente que hice fue buscar en la sección de contactar y mandarle un e-mail a Jens Larssen con mi disposición para comenzar a trabajar junto con un muestra de mis capacidades en forma de las últimas noticias traducidas del Inglés al Español. Más tarde y tras alguna muestra más Jens me aceptó, mejorando mi cuenta para poder editar. Para mi, trabajar en 8a.nu es una buena forma de refrescar mi Inglés día a día, además de hacerlo con una de las cosas que más han significado y todavía significan para mi: la escalada. Por otro lado, satisfago mi interés por el periodismo.

¿Quién eres en realidad?

Soy Ignacio Sandoval Burón. Nací en León, una pequeña ciudad al noroeste de España, hace 31 años. Comencé a escalar con un par de deportivas normales cuando tenía 14 años en la parte de atrás de un famoso hotel de mi ciudad, intentando que mis padres no me pillaran porque me habían prohibido escalar porque era peligroso y porque se supone que estaba estudiando… Mi pico de forma lo alcancé hace unos 4 años con el encadenamiento de un par de 8b's y un 7c a vista. Tras esto, prácticamente dejé de escalar durante los tres últimos años, convirtiéndome en un fiestero... afortunadamente, la motivación comienza a fluir de nuevo por mis venas. Hoy en día vivo en Madrid puesto que es el lugar donde conseguí  mi puesto de profesor de Infantil y Primaria. Estoy más que bien aquí, pero estoy deseando volver a León donde tengo a mi familia y amigos además de mucha más roca cerca.

Ignacio haciendo boulder en "el infierno" (Avilés).

¿Futuro con 8a.nu?
Seguir trabajando en mi tiempo libre intentando proporcionar una mejor página web para todos los lectores para que así puedan aprovechar todo nuestro sistema para informarse e interactuar para que de este modo vayamos siempre mejorando nuestra pasión. Aparte de esto, espero empezar a ganar billones de euros, jajaja. No, solamente conseguir algo de dinero por el trabajo que he realizado y que continuaré haciendo para la comunidad.

¿Qué te gustaría decir a la comunidad?
Disfrutad de la escalada y la naturaleza con los amigos e intentad mejorar cada día, pero no hasta el punto que arruine otras de las cosas importantes de la vida. ¡Sed inteligentes y honestos!

¿Podemos contar la historia de cuando estabais enfermos e hicisteis el idiota pretendiendo caminar 50 Km. para conseguir aspirinas?

Claro que lo podéis contar pero te pediría dejarme leer la narración antes de que lo colguéis en línea, sólo por si os confundís...

8a.nu cree que la censura puede destruir una buena historia, por lo que aquí tenéis la verdadera versión sin ningún corte:
El año pasado Ignacio y su amigo Diego vinieron a Gothenburg para escalar. El primer día fueron transportados a "Granitgrotta", una escuela que está desarrollando Jens Larssen. Aquí, en medio de ningún sitio, se les prometió acomodo gratis si ayudaban al granjero recolocando parte de su cosecha. Esto significaba palear varias toneladas de semillas de un lugar a otro. Tras aproximadamente 10 minutos se dieron cuenta de que tenían problemas. Mientras el granjero se fue a sus asuntos como de costumbre, Ignacio y su amigo ya estaban totalmente jodidos. Sorpresa, sorpresa, al día siguiente ambos estaban enfermos. A estas alturas, Jens se había ido fuera para un "fin de semana de amor" con su nueva novia, dejando a los Españoles solos en el monte con nada aparte de un número de teléfono del editor de 8a.nu, Jonny banana.

Al llamar a Jonny y preguntarle por la dirección a una farmacia, se les dijo que había una en Torp a unos 5 kms de distancia. Estupendo, pensaron ellos, caminemos. Tras cerca de un kilómetro, se encontraron con el granjero que les preguntó a dónde iban. -"Torp" dijo Ignacio. El granjero, que sabía que estaba a 50 kms, les preguntó si querían llevarse prestado su coche, ya que estaban enfermos y demás. -"No pasa nada, iremos andando", dijo Ignacio. Realmente fuertes estos Españoles, pensó en granjero y condujo camino a casa. Después de unos 5 kms andando en pleno delirio, Ignacio y su amigo llegaron a un lugar llamado Brodalen, un pequeño pueblo con nada aparte de cinco casas y un mini mercado. Una vez aquí, preguntaron por Torp y con desesperación se dieron cuenta de que estaban muy lejos y que tendrían que volver caminando a la granja sin aspirinas. Compraron algunos remedios "naturales" en el minimarket, tales como miel y limón, y comenzaron a caminar sobre sus pasos. A mitad de camino, se vinieron abajo a un lado de la carretera y durmieron cerca de tres horas antes de arrastrar sus tristes culos durante los últimos kilómetros para llegar a casa. Bien ya en la chocita, se dieron cuenta de que Jens les había dejado algunas aspirinas y otros remedios, por si acaso, haciendo toda la caminata innecesaria. Decepcionados y agotados, empacharon sus cuerpos de pastillas y durmieron durante dos días antes de que pudieran comenzar a escalar... ¡bienvenidos a Suecia!

Traducción: Ignacio Sandoval Burón.

                                                                                           

www.8a.nu